top of page

El proceso de sanación: las etapas del cuidado quiropráctico

¡El camino hacia la salud de todos es diferente! Un bebé recién nacido sanará mucho más rápido que una madre embarazada o en posparto, y esa madre probablemente sanará más rápido que un adulto mayor con una gran carga de síntomas y condiciones crónicas. PERO, queremos brindarle una idea general de cómo es un plan de cuidado quiropráctico. Primero, realizamos una evaluación inicial muy específica y completa (adulto, pediátrico, pre/postnatal o preconcepción) para comprender su caso único y cómo esta funcionando realmente su cuerpo. Luego, en función de sus resultados, edad, carga de síntomas, historial de salud y sus objetivos de salud, proporcionamos un informe completo. Este informe incluye sus resultados y su plan de cuidado individualizado con nuestras mejores recomendaciones profesionales y clínicas de lo que es necesario para su recuperación de la manera más eficiente posible.


Estas son las etapas de un plan de cuidado quiropráctico
Tu plan de cuidado quiropráctico

FASE INTENSIVA

Al principio, sus ajustes serán más frecuentes mientras se restablece la estabilidad de la columna y la regulación del sistema nervioso. Cada ajuste tiene un efecto acumulativo, por lo que es muy importante seguir la frecuencia adecuada para obtener los resultados deseados. Dependiendo de su edad, condición física, cronicidad de los problemas y elecciones de estilo de vida, serán necesarios ajustes repetitivos durante varias semanas o meses para reducir las interferencias o subluxaciones en su sistema nervioso. Su primera evaluación de progreso nos dirá qué tan rápido o lento se está mejorando su salud y cuándo está listo para avanzar a la segunda fase de cuidado.


CUIDADO DE BIENESTAR

El desequilibrio neurológico y espinal debido a las subluxaciones aún puede estar presente incluso luego de mejorar el dolor agudo inicial o sentir alivio de los síntomas. El dolor suele ser el último problema que aparece en el cuerpo y lo primero que desaparece: ¡es solo la punta del iceberg! En la fase de Bienestar, nuestro objetivo es comenzar a abordar los meses o años de daño acumulado y resolver las causas subyacentes de sus síntomas. La frecuencia de sus ajustes se reduce ya que su sistema nervioso ahora está volviendo a aprender a encontrar el equilibrio. Dejar el cuidado en esta etapa corre el riesgo de recaer, ya que solo los síntomas superficiales han tenido tiempo de sanar. Es posible que se necesite varias evaluaciones de progreso cada pocos meses a lo largo de esta fase para que podamos realizar un seguimiento de los cambios.


LIFETIME CARE

Una vez que se logra una recuperación óptima, ¡no te abandonamos por completo! Recomendamos una frecuencia mínima de ajustes para mantener su progreso y finalmente comenzar a utilizar el cuidado quiropráctico como parte de su rutina saludable, proactiva y de prevención. Al igual que otras medidas preventivas de salud, los ajustes quiroprácticos regulares le ahorrarán tiempo, energía y dinero. Las personas que se preocupan proactivamente por su salud y que ya han experimentado los beneficios de la quiropráctica eligen constantemente este tipo de cuidado para ellos y sus familias.


¡No todos los planes de cuidado quiroprácticos y no todos los quiroprácticos son iguales! Las técnicas utilizadas, las áreas de especialización y las filosofías de salud y sanación también brindarán orientación para un plan de cuidado quiropráctica.



Comments


bottom of page